La Problemática

Según el censo de población de 2010 de Estados Unidos, en ese país residen aproximadamente 34 millones de personas de origen mexicano, lo que corresponde al 11% del total de sus habitantes; de ellos, 11.6 millones (3.75%) son mexicanos nacidos en México.

Los estados con mayor población mexicana o de origen mexicano son California y Texas, en donde el 37% del total de sus habitantes es hispanohablante.

Cabe resaltar, que la mayoría de estos mexicanos son jóvenes, pues se encuentran en un rango de edad de 20 a 54 años, seguidos de aquellos menores a 20 años; no obstante, el acceso a la educación superior ha representado un reto para que este grupo pueda completar su formación a causa de diversos factores como ingresos insuficientes aunados al alto costo de la matriculación para este nivel académico, falta de apoyos financieros en el caso de personas indocumentadas o la implementación de leyes o posturas antiinmigrantes en algunos estados.

Según reportes del Migration Policy Institute, los esfuerzos que los actores locales realizan para crear infraestructura educativa, ampliar esos servicios, y proporcionar orientación legal y ayuda financiera, tienen un alto impacto sobre los jóvenes potencialmente elegibles para DACA al fomentar que obtengan el beneficio y continúen sus estudios.

Las estadísticas de matriculación en las escuelas, muestran que a raíz de DACA las reinscripciones de alumnos que habían abandonado la preparatoria aumentaron y que las aspiraciones educacionales y de carrera se fortalecieron. En los colegios comunitarios y en otras instituciones de educación superior las inscripciones de alumnos DACA también se incrementaron, así como su persistencia para concluir sus estudios.